No tiene sentido seguir investigando sobre macroeconomía en la actualidad. Os preguntaréis el porqué de tal afirmación. Considero la macroeconomía una ciencia que intenta englobar dentro de unos modelos y teorías todos los ámbitos de nuestra vida; básicamente, es la ciencia definitiva. Pero para poder ahondar más sobre ella primero precisamos que se estudien profundamente el resto de ciencias, ya que las considero una herramienta más para poder completar el modelo definitivo del universo. Por ejemplo, es como en el caso de que no se pudo seguir avanzando en la física hasta que no se descubrió el cálculo diferencial en las matemáticas. La macroeconomía trata de anticipar todos los movimientos de los humanos, pero falla demasiadas veces, ya que la naturaleza del hombre es aún muy desconocida.

Las premisas de la macroeconomía no siguen el método científico, suelen estar basadas en opiniones, y además trata de predecir algo tan inconstante como la conducta humana.

Estamos en una fase tan inicial en el descubrimiento de esta ciencia que todas las teorías que elaboramos se acaban desmintiendo por otras, incluso muchos autores tienen teorías alternativas para describir y analizar los mismos sucesos cosa que es inadmisible en la ciencia. Todas las teorías actuales son susceptibles de ser desmentidas por la opinión de cualquier autor, porque funcionan mediante el método de fallo-error: un supuesto se considera válido mientras no pueda ser demostrado lo contrario y tenga un poco de lógica. No estamos preparados para seguir sondeándola; como si Newton hubiese sabido de la existencia de la mecánica cuántica y hubiese intentando investigar más. En su época no tenía ni la tecnología ni las herramientas necesarias para ello, por lo que no podría haber probado ninguna de sus hipótesis.

Dejar el futuro de tantos individuos en estos prematuros modelos es muy peligroso, con las nefastas consecuencias que vivimos actualmente.

www.000webhost.com