Si algo le puede gustar a alguien, le puede gustar a todos. Somos iguales con algunas pequeñas diferencias genéticas, y por lo tanto, si entiendes como una persona procesa mediante su cerebero e interpreta una actividad, puedes entender que lenguaje ha usado para descifrar ese gusto. Es decir, las cosas se pueden descifrar mediante muchos lenguajes distintos, y si a una persona no le gusta algo a la que otra sí, es porque no esta descifrándolo mediante su misma perspectiva.
Gracias a esto, puede llegar a gustarte cualquier cosa, una gran ventaja en este mundo tan variado.

www.000webhost.com